Inicio / ESPECTACULOS / Hermanadas: Costa y Lizy Tagliani

Hermanadas: Costa y Lizy Tagliani

Sus carreras parecen imantadas. Juntas en radio, se reemplazaron en varios ciclos.

Se conocieron hace quince años y desde entonces las une una amistad que se acerca a la hermandad.

Tuvieron historias de vida con muchos puntos en común, con situaciones dolorosas como el bullying o la necesidad económica, que las vincularon de una manera muy profunda. Lizy Tagliani y Costa, de ellas se trata. Tagliani eligió un sobrenombre que se asocia a lo femenino, pero no reniegue del nombre de su documento especialmente cuando si viene de alguien del pasado, de cuando era Luisito. Por su parte, Costa -quien se define “humoriste”- no dejó totalmente de usar su nombre Gonzalo. Aunque la llaman así cada vez menos.

Comparten, además, la pasión por el trabajo, que fue el ámbito donde se conocieron. Si bien cada una hizo su propio camino, siguieron cruzándose en varios momentos, como actualmente en “El club del Moro” -FM 99.9-, donde son panelistas, o en “Cortá por Lozano” -Telefé-, ciclo al que Costa se sumó hace apenas un par de semanas en reemplazo de Lizy Tagliani.

El presente las encuentra en un momento de sus carreras muy importante para las dos: Lizy está por debutar como conductora de un programa propio en Telefé que se estrenará en febrero, y Costa está de gira por la costa atlántica con su unipersonal “A toda Costa”, además de ser la flamante panelista del programa que conduce Verónica Lozano, luego de foguearse todo el año pasado en “Intratables”.

Otros caminos posibles
Actrices transgénero, ácidas, queribles y creativas, son dos referentes fuertes del humor actual porque saben reírse de sí mismas y no les importa mostrar las contradicciones de luchar contra muchos prejuicios y de admitir los propios.

Son también voces fundamentales del colectivo trans, las que pudieron salir del estigma de la noche para forjar las huellas de otros caminos posibles.

COSTA
COMO SE CONOCIERON

En una entrevista televisiva, Costa reveló que el primer contacto con Lizy no fue el mejor. Se conocieron en un boliche: “Ella siempre tuvo séquito por esa cosa de divismo. Siempre tuvo alguien que le compre el trago, alguien que maneje. Me había vestido con una pollera blanca y una remera turquesa. Entro a la disco y ella empieza a cotorrear con los otros degenerados que estaban y se reían. Entonces yo estaba con dos amigos míos y dije: ‘Este monstruo que está en la otra mesa no se puede estar riendo de mí. Y sí. Se estaba riendo de mí”, contó Costa en “Cortá por Lozano”.

JUNTAS

Después de esa primera vez en que se cruzaron, la relación entre Costa y Lizy fue muy distinta. Lo que vendría de ahí en más sería mucho mejor. El destino quiso que tuvieran que trabajar juntas: Costa fue contratada para sumarse a un show que Lizy hacía en una discoteca y, a pesar de los resquemores del principio, no tardaron en comenzar una amistad entrañable. Para colmo, después tanto la radio como la televisión las puso en la situación -no muy casualmente- de que una reemplazara a la otra.

ESTILO

La construcción de la mujer que es hoy comenzó desde que tenía uso de razón. Desde chica, tuvo que luchar contra la obesidad, que llegó a representar un serio problema de salud. Se sometió a un bypass gástrico y perdió más de 100 kilos. Hoy se muestra conforme con su imagen, que es la de una mujer moldeada a partir de parámetros de belleza más bien convencionales. “Lo único que me interesaba era maquillarme. Lo sigo haciendo. Me levanto a maquillarme. Mi construcción es la de una mina que está arreglada. Y como siempre fui gorda, siempre doy grande, nunca pendeja”.

IDENTIDAD

Hasta hace poco, Costa o “Costita”, se hacía llamar Gonzalo Costa. Pero el mismo y el público los que empezaron a llamarla por su apellido. “No me cambié de sexo. No me creo que voy a ser madre. Soy la que quiero ser”, dijo en una entrevista para Infobae y eso le costó varias críticas de la comunidad trans por repetir prejuicios que esperaba que, en tanto referente, condenara. “En mi DNI figura Gonzalo Costa, sexo masculino. Debería decir “sexo femenino”, que es con lo que yo me identifico. Pero el nombre es para mí un tema secundario, aunque entiendo a los que se lo cambian”.

LIZY TAGLIANI
COMO SE CONOCIERON

Lizy desmintió el relato de Costa de lo ocurrido en el boliche la primera vez que vieron.

“Es una fantasía de ella, yo me reía de todo de los nervios”, se excusó en la misma entrevista con Verónica Lozano.

Más allá de lo que ocurrió en verdad aquella noche o de las percepciones de cada una de ellas, el futuro les tenía deparada una serie de encuentros afectivos y laborales que siguen hasta el día de hoy. No se ponen de acuerdo en qué pasó aquella vez, pero los desacuerdos terminaron.

JUNTAS

Fue en reemplazo de Lizy Tagliani el gran salto profesional de Costa. La actriz -luego de trabajar en “Stravaganza Tango” junto a Flavio Mendoza- pasó a la radio a “El club del Moro”. Hoy, Lizy y Costa son ambas panelistas del exitoso ciclo radial. Además, Costa acaba de incorporarse a “Cortá por Lozano”, también en lugar de su amiga Lizy, quien se lució todo el año pasado con divertidos móviles en vivo y que fueron el puntapié para que hoy tenga su propio programa: un ciclo de entretenimientos que se estrenará en febrero por Telefé, que irá de lunes a viernes al mediodía.

ESTILO

Por el contrario, Lizy es la exponente de la “anti-belleza”. Se muestra en las redes sociales depilándose, sin maquillaje, despeinada, y se ríe de todo eso. “Yo no me arreglaría para salir a comprar el pan, no siento esa necesidad. No me siento menos mujer por eso”. Su estilo es el de una mujer más natural. En su cuenta de Twitter, se presenta así: “Nací en la clínica arcos y flechas del Chaco. Inicié mi carrera como modelo hasta que el terrible accidente de haber nacido fiera, me impidió seguir”. Hace un show a partir de su imagen y ahí radica, precisamente, gran parte de su belleza.

IDENTIDAD

Lizy también eligió no cambiar el nombre de su DNI donde figura como Edgardo Luis. Sus razones las explicó en “Podemos hablar”, el programa de Andy Kusnetzoff: “Si me dicen Edgardo Luis no me lastima. ‘Luisito’ tiene una historia. Me hice a través del esfuerzo, quise estudiar sociología y no me dio la cabeza, tuve que salir a peinar, tengo una historia detrás de ese Luis. Si vos me decís Luis porque me conocés desde hace tiempo, de otra época, y sé qué me querés decir, me doy cuenta que está bien lo que estás diciendo, está todo bien. Para mí el nombre es anecdótico”, reveló.

Compruebe también

Una mujer será el “agente 007” en la nueva película de James Bond

Lashana Lynch le robará el protagonismo a Daniel Craig en la próxima entrega de la …

La reacción de Wanda Nara luego de la denuncia pública de Maxi López

El jugador contó que en lo que va del año sólo vio dos veces a …

Dejanos tu comentario